jueves, 12 de noviembre de 2015

Drácula VS Crónicas Vampíricas

¡Hola perdidos! Primero de todo tengo que pedir perdón por estar tan ausente pero es que voy de culo (perdonad la expresión). Tengo una buena notícia y es que... ¡A partir de diciembre volveré a estar a tope! (o eso espero).

Hoy no os traigo una reseña, ni un booktag, ni una notícia,... ¡Ni yo se como llamarlo! La cuestión es que la profesora de lengua dio la opción de hacer un trabajo voluntario comparando criaturas rómanticas (del romanticismo) con estas mismas en la actualidad. Me pareció muy interesante y por eso he decidido publicarlo. Así que ¡allá voy!

He decidido comparar el personaje del Conde Drácula con los hermanos Salvatore de Crónicas Vampíricas.




Empezaré diciendo que el famoso Bram Stoker se inspiró en una persona real, el príncipe de Valaquia, Vlad III para crear al temido Drácula, con la ayuda de un erudito húngaro que le contaba las hazañas de dicho príncipe.


''Jonathan Harker, un joven agente inmobiliario, viaja a Transilvania para concluir unos trabajos en el castillo del conde Drácula. Harker se convierte en el prisionero del conde y va descubriendo, poco a poco, la naturaleza de su captor y su terrible propósito de viajar a Londres para extender su poder y crear otros seres de su misma especie.Jonathan consigue huir del castillo y, una vez en Inglaterra, con ayuda de su esposa Mina, los doctores Seward y Van Helsing, y los valerosos Quincey P. Morris y Arthur Holmwood inicia una persecución para acabar con la existencia del sangriento vampiro.''

(sinopsis Drácula editorial anaya)


El protagonista de la historia es un ser siniestro, temido, temible y espeluznante como bien podemos deducir en esta breve descripción:

Adaptación de la novela de 1931
 Tenía un rostro fuertemente aguileño, con el puente de su delgada nariz muy alto y las aletas arqueadas de forma peculiar, la frente alta y abombada, y el pelo ralo en las sienes aunque abundante en el resto de la cabeza. Sus cejas, muy espesas, casi se juntaban en el ceño y estaban formadas por un pelo tupido que parecía curvarse. La boca o lo que se veía de ella por debajo del bigote, era firme y algo cruel, con unos dientes singularmente afilados y blancos que le salían por encima del labio y cuyo color rojo denotaba una vitalidad asombrosa para un hombre de sus años. Por lo demás, sus orejas eran pálidas, extremadamente puntiagudas en la parte superior; tenía la barbilla ancha y fuerte y las mejillas firmes, aunque delgadas. La impresión que producía era de una extraordinaria palidez”.



El personaje creado por Stoker simboliza el mal en toda la obra, el cual todos los otros personajes han de combatir por el bien la población. 

Se puede decir que la novela Drácula marca un modelo para las historias sobre vampiros de aquí en adelante ya que a partir de ésta todas las novelas siguen el mismo esquema.


Pero a medida que avanza el tiempo estas historias evolucionan con él y como resultado tenemos series de televisión como Crónicas Vampíricas:

''La trama gira en torno a la vida de Elena, los amigos de ella y de otros habitantes de una pequeña ciudad de Virginia, llamada Mystic Falls. Elena Gilbert, es una adolescente de la cual se enamoran dos hermanos vampiros, Stefan Salvatore, y su hermano Damon Salvatore, quien es idéntica a la mujer que los convirtió en vampiros y de quien ambos estuvieron enamorados.''

Hermanos Salvatore junto a Elena

Los vampiros protagonistas en esta serie son los hermanos Salvatore, el Sol y la Luna. Mientras Stefan lleva una vida vegetariana (dentro de lo que cabe) alimentándose solo de la sangre de animales, Damon arrasa con todo humano que se le pone por delante, hecho que lleva a cabo enfrentamientos entre ellos. Esta se podría considerar una característica mítica de estas criaturas ya que no se les puede considerar vampiros si no beben sangre.



Hermanos Salvatore

A parte de su dieta también comparten su palidez, sus colmillos, su extrema fuerza y velocidad con los clásicos seres no muertos.

Al contrario de lo esmentado anteriormente estos dos seres no reaccionan ante un símbolo cristiano o un ajo, se reflejan en los espejos y pueden exponerse a la luz solar (gracias a un anillo).

Como he dicho antes los vampiros evolucionan con el tiempo: ya no llevan capas opacas ni tienen orejas puntiagudas sino que llevan trajes recién sacados de pasarelas y van por la calle al ritmo de canciones pop.

Para concluir he de decir el Conde Drácula siempre será EL VAMPIRO por excelencia, corran los tiempos que corran y aunque la atención mediática se centre más en los nuevos personajes que están por llegar.




Después de buscar toda esta información me han entrado unas ganas inmensas de leer la novela (y de ver Crónicas Vampíricas también). ¿Vosotros que opináis? ¿La habéis leído? ¿Os gustaría?





11 comentarios:

  1. ¡Hola! Me ha encantado tu post, la verdad es que nos han ido deteriorando a los Vampiros en los libros pero definitivamente tienes que leer el libro <3 ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Holaaaa! Me encanta que te haya encantado. Definitivamente lo haré. ¡Un abrazo!

      Eliminar
  2. ¡Perdonad los fallos técnicos! Parece ser que el tipo y tamaño de la letra tenía su día de rebeldía hoy. ¡Vi ven y sálvame por Dios!

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! Es cierto el cambio que han dado los vampiros últimamente (no hay más que ver que en Crepúsculo brillan). Tal vez es porque hayan querido hacerlos más humanos, pero en el intento han conseguido que no den tanto miedo. A mí el Drácula interpretado por Gary Oldman me encantó.
    Yo no he leído Drácula (me da miedo jejeje) y de Crónicas Vampíricas me leí el primero y no me dejó muy buen sabor de boca. La serie la vi hasta la 4 temporada, más o menos y dejé de verla porque se me hacía muy repetitiva :(
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Drácula pinta súper bien; lo pondré en la lista de libros por leer jajaja (se van acumulando y creo que nunca me voy a acabar de leer todos los que quiero...)
    Y TVD <4 <6 ASDFGHJKLÑ
    Es tan GENIAL Dios, me encanta, de mis series favoritas sin duda.
    Un besillo :)

    ResponderEliminar
  5. Hola!!
    Pues me ha gustado mucho tu post, la verdad es que si nos paramos a pensar, los vampiros han ido decayendo, pero tengo que decir que de vez en cuando me gusta leer alguna historia de ellos :D
    Besos! <33

    ResponderEliminar
  6. Hola!
    Me ha encantado la entrada. Yo deje de leer libros sobre vampiros despues de Crepusculo porque ni me guste. Aun asi es un tema al que le quiero dar una nueva oportunidad y sobre todo tengo muchas ganas de leer Dracula :))
    Un beso !

    ResponderEliminar
  7. Hola!
    Me ha encantado la entrada. Yo deje de leer libros sobre vampiros despues de Crepusculo porque ni me guste. Aun asi es un tema al que le quiero dar una nueva oportunidad y sobre todo tengo muchas ganas de leer Dracula :))
    Un beso !

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Me ha encantado la entrada. Yo deje de leer libros sobre vampiros despues de Crepusculo porque ni me guste. Aun asi es un tema al que le quiero dar una nueva oportunidad y sobre todo tengo muchas ganas de leer Dracula :))
    Un beso !

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola!
    Una buena comparativa. Soy muy fan tanto de Drácula como de TVD xD Estoy enamorada de Damon.
    No conocía tu blog, pero me quedo por aquí ^^
    Besos!

    ResponderEliminar
  10. ¡Hola!

    Me ha gustado mucho la entrada, Drácula siempre será el vampiro por excelencia, esté personaje de Bram Stoker me fascina, aunque debo admitir que también me gustan mucho los hermanos Salvatore, pero eso ya es cuestión de gustos^^

    Un beso♥

    ResponderEliminar

Cute Polka Dotted Magenta Bow Tie Ribbon